Actividades para aprender la lectoescritura

,

Hoy os traemos un montón actividades que podéis realizar para aprender de forma lúdica y divertida. Y casi siempre partimos de la misma idea: «hay que aprender jugando, manipulando, experimentando, explorando, imaginando… ¡divirtiéndose!».

Os proponemos juegos, herramientas, recursos, para desarrollar, mejorar y potenciar los pre-requisitos básicos para aprender, en este caso, la lectoescritura.

A grandes rasgos los requisitos para aprender  a leer y escribir son:

  • Tener una buena base motriz, no sólo de las manos y de los dedos, sino de todo el cuerpo.
  • Habilidades y destrezas orales. La lengua oral es la primera que aprendemos, por lo que estará presente en la mayoría de los aprendizajes que realizamos en la infancia. Es el instrumento principal de aprendizaje, de regulación de la conducta y de manifestación de vivencias, sentimientos, ideas y  emociones.
  • Desarrollar procesos cognitivos tales como la atención, la percepción, la memoria, la asociación… Son procesos necesarios para adquirir cualquier aprendizaje.
  • Y el más importante: ¡muchas, muchas ganas de aprender!

Es importante realizar actividades lúdicas con las que se desarrollen múltiples aspectos como la psicomotricidad, la coordinación, la orientación espacial, el desarrollo de actividades de la vida diaria; orientadas a desarrollar el máximo potencial de nuestros niños. Porque en desarrollo infantil todo está relacionado, un engranaje mueve al otro con un objetivo común: aprender.

Hoy os dejamos una entrada llena de recursos… una recopilación de actividades lúdicas globalizadas que pueden realizarse tanto en el aula como en casa.

1. Actividades para conseguir buena base motriz

Para conseguir una buena base motriz se trabajan la motricidad gruesa y la motricidad fina. Las actividades de motricidad gruesa favorecen la posición del cuerpo y el control de la fuerza. Las de motricidad fina implica un nivel alto de maduración y requiere control de las manos y dedos para realizar movimientos pequeños y precisos (como las letras o los números).

Actividades para trabajar la motricidad gruesa:

  • Gatear, reptar.

  • Saltar, andar y correr.
Resultado de imagen de circuito obstáculos para niños en casa
Imágen extraída de Pinterest
  • Balancearse, montar en bicicleta.
  • Bailar.
  • Escalar.

  • Jugar a los bolos.
  • Circuito de obstáculos.

 

Actividades para trabajar la motricidad fina:

  • Pintar con los dedos.

  • Picar.
  • Encajar.

  • Ensartar.
  • Rasgar.
  • Abrochar y desabrochar botones y cierres.
  • Pulsar interruptores; abrir cerrojos, candados, cerraduras…
www.hoptoys.es
  • Abrir recipientes, enroscar tapas.
  • Modelar con diferentes texturas y masas.

  • Trasladar objetos de un recipiente a otro.
  • Estirar gomas, elásticos alrededor de un bote.

  • Recortar.
  • Juegos con pinzas.
  • Atrapar una pelota, apretarla, pasarla de una mano a otra…

 

2. Actividades para trabajar el Lenguaje Oral.

  • Escuchar cuentos.
  • Jugar al pilla-pilla localizandonos por nuestros sonidos estando el niño con los ojos tapados.
  • Cantar canciones.
  • Imitar los sonidos al leer un cuento (por ejemplo, la risa, la lluvia, los pasos…).
  • Imitar, en el mismo orden, una secuencia de sonidos (por ejemplo de animales).
  • Nombrar los elementos que vemos en un cuento o lámina.

  • Juegos de palabras: Veo Veo (palabras que empiecen por la letra a, por la sílaba pa; o categorías como alimentos, medios de transporte, ropa…) o Palabras Encadenadas.
  • Contar historias.
  • Realizar rol-playing (por ejemplo; María quiere jugar con Lucía a la pelota. ¿Qué tiene que hacer?, ¿cómo se lo tiene que pedir?).
  • Inventar una historia entre varias personas.
  • Evocar palabras por su definición (por ejemplo: es un animal muy grande, que vive en la selva, tiene dos orejas muy grandes y una trompa muy larga).

3. Actividades para trabajar Procesos Cognitivos

  • Asociar.

  • Jugar a juegos de mesa (cartas, oca, tres en raya…).
  • Jugar al memory o las parejas.
  • Juegos orientación espacial y secuenciación lógica.

  • Encontrar las diferencias.
  • Laberintos y seguimiento visual.

  • Juegos de atención visual imitando modelos.

  • Buscar la letra «a» en una hoja de revista o publicidad.

 

3. Cómo motivar el aprendizaje

Lo más importante para adquirir un aprendizaje es estar motivado para ello. Si existe motivación comienzan a darse los pasos para avanzar y llegar a nuestro objetivo.

¡Pero ojo! Cierto es que todos los niños tienen curiosidad y una predisposición innata para aprender, pero es labor de los adultos potenciar estas capacidades. Es tarea de padres y maestros motivar a nuestros hijos y alumnos a aprender, a tener interés por lo que sucede y les rodea… pero, ¿cómo?

  • Partiendo siempre de sus centros de interés, escuchando cuales son sus gustos y hobbies.
  • Proponiendo actividades distintas, variadas, participativas; proporcionándoles también ambientes y experiencias nuevas.
  • Respondiendo a sus preguntas, facilitándoles que busquen sus propias respuestas y soluciones.
  • Facilitándoles todo tipo de materiales, de instrumentos para escribir (rotuladores, témperas, pinturas, ceras, ceras blandas, tizas…), de soportes de escritura (pizarras, cartulinas, papel continuo, pizarras magnéticas…)
  • Reconocer de forma explicita sus logros y esfuerzos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *